Social Icons

rss feed email

sábado, 16 de agosto de 2014

Petroespañoles

No basta con cabrearnos con el cipayo de turno, con envenenarnos con los sinvergüenzas sin recato, con indignarnos con aprovechados y comisionistas. 

No basta con lamentar el peligro para unas aguas que consideramos como "nuestras", aunque no sean ni siquiera de la metrópoli que nos coloniza. Ni con temblar de miedo ante las negras, negrísimas, miradas a un futuro contaminado de piche y de saqueo.

No basta con tener sueños húmedos con hipotéticos resultados electorales, ni con fantasiosas guillotinas en las que rueden las cabezas de los señores del mal y de los sobres en B.

No basta con protestar, refunfuñar, maldecir.

Alguna vez habrá que mirar la realidad de frente. Dejar de ver el mundo a través de las televisoras españolas. Mirar el mapa. Conocernos. Reconocernos.

Alguna vez habrá que dejar de ser ese pueblo eternamente derrotado, que nunca llega a la historia. Alguna vez, paisanos, habrá que dejar de ser serviles.

Alguna vez habrá que pelear por nuestra soberanía, me parece. Por ser los dueños de nuestro destino. Por quitarnos de la chepa a tanto parásito multinacional, a tanto chupasangre local, a tanta especie dañina.

Va a doler. Tendremos que dejar de creer en los reyes magos, en que somos blancos, occidentales, europeos, españoles. Darnos cuenta de que somos los únicos súbditos de la monarquía borbónica que se creen eso de que los canarios somos "españoles".

Va a ser duro. Los pilares de nuestro amodorramiento deben caer. Nuestra "fé en la justicia" tiene que ser extirpada. Nuestra cómoda apatía "democrática" ha de ser quemada como el alijo de una peligrosa droga dura.

No es lo que nos hacen: es lo que les permitimos que nos hagan.

O sea.

1 comentario:

jose juan hdez dijo...

Desde hace bastante tiempo soy un seguidor de su blog, e incluso en muchas ocasiones lo veía cuando intervenía en la tertulia televisiva con Segundo y con Belda.
Creo que a sus textos sobre Canarias y su futuro o sobre la imprescindible unidad de la izquierda, hay que aplicarles el título del poemario de Ángel González: "Sin esperanza, con convencimiento".
Hay una gran masa amorfa, infantilizada a conciencia, que ahora está moviéndose un poco por el tema del petróleo porque tanto PSOE como CC han expresado su oposición. Y la tele canaria les da cobertura. Personalmente dudo que el gobierno canario plantee ningún "desafío" al estado. Amaga con insubordinarse y poco más. Cuando a Paulino lo llame el joven Borbón éste irá raudo y feliz.
Aquí el sueño no se si será eterno, pero le digo que va para largo. Creo que usted y yo, de quintas similares, no veremos el esperado despertar.
Con el nombre con el firmo también tengo un blog en el que hay opinión y poesía ilustrada.
Un saludo.