Social Icons

rss feed email

miércoles, 8 de julio de 2009

Emplazado

Tengo cita con una bala en Samarkanda,
en la humedad crepuscular de Afrasiab.
Me espera un kilo de dinamita en Samarra,
en la orilla izquierda del Tigris.
Me acecha una granada en Orán,
o un vómito de sangre en Nankín,
la muerte en cualquier ciudad vestida de tristeza.

Me alertan amargamente las lechuzas.
Me avisan las miradas aviesas.
Me informan las entrañas sacrificadas.
No hay remedio:
tengo una cita en Samarkanda.

(De Diario íntimo de una bomba a punto de estallar)


Sirinok, de Rodolfo Santana

No hay comentarios: