Social Icons

rss feed email

lunes, 26 de mayo de 2008

Autónomos, pero menos

El número de trabajadores autóno-mos que se dieron de baja en los tres primeros meses del año en Canarias creció un 11,9% con respecto al mismo periodo del año pasado. 5.412 trabajadores que han ido a engrosar el paro y que, sin embargo, ni constan como parados ni tienen derecho a prestación alguna.

En muchos casos, la figura del autónomo es una imposición empresarial para no hacer contrato laboral, ni pagar seguros sociales ni asumir los costes cuando el trabajador o la trabajadora se ponen enfermos. Un régimen de esclavitud legalizado, fruto de lo duro que está el mercado para los que no son dueños de los medios de producción.

En otros casos, se trata de pequeñas empresas de autoempleo, devorados no solo por la crisis económica sino por la implacabilidad de las corporaciones bancarias a la hora de exigir el cobro de sus créditos.

En realidad el "autónomo" goza de poca autonomía: paga una barbaridad a Hacienda y a la Seguridad Social -sin poder renegociar sus minusculas deudas-, no puede ponerse enfermo (no digamos ya tener hijos en el caso de las mujeres), y no goza de las grandes líneas de crédito de las grandes compañías, con las que compiten. Y que, en sus relaciones con los autónomos, imponen condiciones leoninas.

Lo tienen crudo, o sea.

Chipude, de Rodolfo Santana


No hay comentarios: