Social Icons

rss feed email

lunes, 31 de octubre de 2016

Balada oscura


Con un rictus amargo y una lava injuriada,
con un rictus amargo y como un puño obstinado,
suenan con voz aguardentosa y oscura
palabras densas y destrucciones que me son conocidas.
Silba el tiempo sin medida con un cierto perfume de ciruelas,
con molinillos de café y alambiques de alcanfor,
y botellas rotas y tiras de papel y calendarios amarillos.

El Tao es el devenir del Universo y fluye en todas direcciones,
con largos tormentos y orgasmos intensos y sacudidas de arena,
con flores de venas celestes que crecen al borde del asfalto,
con abejas nupciales que emergen violentamente
o linternas pálidas bajo la lluvia gris.

El Tao es aquello por lo que todas las cosas son como son:
los bosques que nos crecen en las cejas,
la eclosión del titanio, las orejas mordidas,
las escamas de sal, las miradas húmedas como piernas abiertas,
los pezones, las amapolas, los relámpagos,
las galaxias, los testículos, las válvulas mitrales.

Con una lucidez invencible y enemiga
nada hay en el mundo más débil que el agua
pero no hay nada mejor para vencer a lo fuerte.

Como una ola hecha de todas las olas
con espuma amarilla y aletas de sangre,
El Tao nada hace, y sin embargo
nada queda sin hacer.

Entre desmedidos edificios y aceras mojadas
la ciudad se disuelve insomne junto a los muelles.
Los hombres vienen y van como un ejército fantasma,
y las jóvenes parejas se introducen dedos temblorosos con olor a nicotina,
recorren encendidas las esquinas ocultas y las autovías,
desembocan en este o aquel instante, avanzan
como un pleamar de bilis o de saliva,
de semen verde, de azogue y de alcrebite.

Llega la primavera y la hierba crece por sí misma,
y negras raíces en forma de cuchillos o de falos
se levantan en las playas de un océano de guitarras azules
como delfines ciegos o dimensiones turbias
en un movimiento sin tregua, desolado, final.



Imagen de la cabecera de esta entrada:
Fragmento de una foto de David Hernández Gómez
[http://www.davidhernandez.co/2015/01/arco-roque-nublo-y-teide.html]

No hay comentarios: