Social Icons

rss feed email

martes, 30 de diciembre de 2008

Precariedad

Precario: eventual, esporádico, azaroso, inestable, inseguro, frágil, transitorio, ocasional, escaso, sin derechos. Cuando todo eso se refiere al trabajo (y al salario) de una persona, pasamos de la gramática a la tragedia personal. De las estadísticas amañadas a la realidad. Sigue creciendo el paro oficial, pero el real se multiplica. Ya no hay forma de conseguir un trabajo fijo. Contratos temporales, con largos periodos de prueba. Basta con no renovarte. Y aunque te toque la lotería de un contrato fijo, el despido libre está muy barato.

Con todo eso, los sueldos son cada vez más bajos. Y cada vez alcanzan para menos, porque la inflación real se ha disparado: el gobierno de turno tuvo la cuquería de cambiar el método de cálculo del IPC justo cuando entraba en vigor el euro. Lo terrible es que la carestía afecta más a los alimentos. Por eso nadie que vaya a hacer la compra se cree las cifras oficiales.

Las condiciones de trabajo, si consigues un empleo, son leoninas. La jornada laboral se incrementa arbitrariamente. ¿Cobrar las horas extras? Qué va. Como las reclames te vas a la calle. La jornada de ocho horas, que tanta sangre costó conseguir hace un siglo, es hoy una quimera. Los abusos se multiplican. ¿Acoso moral? Si te putean hasta enfermarte, fastídiate. En la calle hace mucho frío. Y suerte tienes si el acoso no es sexual. Porque si tienes hijos que mantener, igual tienes que pasar por el aro. Y tampoco vas a ir a trabajar con una cámara de vídeo para luego ir a juicio. Y aunque ganaras el pleito, a la calle.

¿Pedir medidas de seguridad? Vamos, tú lo que quieres es que te despidan. Así que si te pasa algo, te aguantas, que la culpa es tuya por necesitar el trabajo (dice la "justicia"). Si tienes suerte y consigues cobrar el paro, te tratan como a un sospechoso. Y te obligan a ir a cursitos, pagados con dinero público, que no sirven para nada. Precariedad, opresión, desamparo. Esclavitud, o sea.


Bob Dylan canta Like A Rolling Stone

No hay comentarios: