Social Icons

rss feed email

Featured Posts

Para escribir he nacido

Para vivir he nacido, para escribir estas cosas que te cuento, para hablar del tiempo deslizándose árido como la sal o amable como la brisa.

Camaradas

Necesitamos un arte que saque a la república del fango (Vladimir Maiakovski)

Sobre nuestros escudos

Hubo un tiempo en que pudimos haber llegado al tiempo. Ahora los augures sacan beneficio de cada profecía y en los desiertos del corazón yacen las flores en el pelo, el guirre, Ho-Chi-Minh.

Hombres libres

Cuando soplan el siroco y la calima, queda un lugar habitable aún en este territorio: algo de dignidad en la desgracia, algo de estoicismo en el sufrimiento, algo de coraje en la desdicha, el valor indomable de los hombres libres.

Adargoma

La fila india del Adargoma, con la formación que ganó el campeonato juvenil de Gran Canaria en 1976.

sábado, 27 de agosto de 2016

Ariadna


Alguien en la calle te pregunta
por una dirección o un rastro,
por un edificio o una quimera,
atravesando el espacio que le separa
y te separa. Entonces
atisbas un rostro que puede ser el tuyo,
o una mirada perdida,
el gesto de una mano
o la curva de una cadera.
Trazas en el aire una línea
indicando un rumbo o una derrota.
Da igual donde señales. No importa
la belleza de Teseo o su apostura:
no hay hilo que seguir a parte alguna
ni salida para este laberinto.

sábado, 13 de agosto de 2016

Tenía usted razón, camarada Deng Xiaoping, lo importante era cazar ratones


He cabalgado llanuras de delirio
como una sombra errante que disparaba
sobre esquirlas de acero en un páramo de cristal pulido;
he recorrido todas las trincheras a este lado
de la batalla de siglos, la guerra del tiempo;
he amado con pálpito lascivo, con abnegación absoluta,
pieles y corazones y cerebros y miradas que languidecían;
me he entregado en sacrificio a los hombres y las cosas
del mundo, la espiral de lo ilusorio.
Y ahora que me he plantado sobre mis propios pies,
despojado de vestidos transitorios y trinchas de combate,
ahora que soy adorado por un solo fiel que gasta
varillas de incienso y besos luminosos,
ahora,
agonizo con la indiferencia con que se consume
un viejo dios terrible y olvidado.


sábado, 30 de julio de 2016

Manual de la Alegría (V)


Treinta mil generaciones me anteceden
y sólo las cenizas quedan de sus sueños.
Ahora somos nosotros los que bebemos y comemos
y fornicamos recalcitrantes.
Borracho o héroe, yo también seré ceniza,
así que procuro perderme en labios y rosas
antes de que mi vida se esparza en el viento.
Los que ya no están no pueden hacerlo
y cualquier sufrimiento es inútil.
Gozo del amor mientras acontece la historia
y cien dioses dividen a los hombres.

Todo cuanto dicen son sólo palabras,
pero tu piel es verdadera y no necesita pretextos.