Social Icons

rss feed email

Featured Posts

Para escribir he nacido

Para vivir he nacido,para escribir estas cosas que te cuento,para hablar del tiempo deslizándose árido como la sal o amable como la brisa.

Camaradas

Necesitamos un arte que saque a la república del fango (Vladimir Maiakovski).

Sobre nuestros escudos

Hubo un tiempo en que pudimos haber llegado al tiempo. Ahora los augures sacan beneficio de cada profecía y en los desiertos del corazón yacen las flores en el pelo, el guirre, Ho-Chi-Minh.

Hombres libres

Cuando soplan el siroco y la calima, queda un lugar habitable aún en este territorio: algo de dignidad en la desgracia, algo de estoicismo en el sufrimiento, algo de coraje en la desdicha, el valor indomable de los hombres libres.

Adargoma

La fila india del Adargoma, con la formación que ganó el campeonato juvenil de Gran Canaria en 1976.

lunes, 1 de enero de 2018

Manual de la Alegría (XXIV)


Regalo mis versos como desde una nave negra
reparten los héroes la mola en la hecatombe.
Atormentado y erguido, he caminado en los márgenes
del tiempo, del mar, de la historia,
soportando la verdad como unidad de medida.
Un viento cálido y seco soy para el corazón de los hombres
porque no exijo fe ni fabrico profecías.
Nadie es dueño de mis palabras,
a nadie trato de seducir con ellas.
Solo voy como solos vamos todos,
la piel convertida en una armadura desnuda e inflexible,
con la brutal necesidad de seguir escribiendo
con los colores del índigo.


viernes, 1 de diciembre de 2017

Manual de la Alegría (XVIII)


Todos los lugares a los que has viajado
nunca han estado allí realmente,
jamás son lo que pudieron haber sido.
Por cada camino elegido hay una bifurcación desechada,
o cientos, que nunca recorriste,
otra cosa que pudiste haber hecho y no hiciste,
y otra palabra, otro silencio, otro gesto,
otra mujer que se cruzó en tu vida.
Dentro de ti, no obstante, cada cosa está en su sitio:
siempre cae una ligera llovizna en París,
y la muchacha que te sonreía en la guagua
y que nunca has vuelto a ver,
era, en realidad, la mujer perfecta.
Hemos sido atracados en el camino:
el viaje interior es el que importa.


sábado, 4 de noviembre de 2017

Manual de la Alegría (XVII)


Empapado en el tacto de la noche,
me uno a la furia de la ciudad y sus canciones.
Las máquinas voladoras dividen el cielo
como balas que marcan la muerte de alguien.
Ya he vuelto de los viajes nunca emprendidos
porque el principio está tan lejano como el fin.
Este camino no nos lleva a ningún sitio.
¿A qué apresurarse?
Y sin embargo, nuestras huellas nos persiguen obstinadas.
El infierno aún tiene pisos inferiores
y sótanos más profundos.
Hay infortunios que aún no he visitado.
No hay lugar en el que estemos a salvo.
Sólo el desierto nos lleva a alguna parte.

sábado, 7 de octubre de 2017

Manual de la Alegría (XIV)


Una vez me fue prometido un mañana
saturado de dicha y combatientes.
Ahora han desertado los amigos
y me han dejado las muchachas.
Todos estos tribunos, ¿que han creado?
Los planes y las gaviotas de nuestros sueños
han quedado en invenciones trazadas en el viento.

He aquí que lo que amamos nace sin cesar
y crece perpetuamente como un fuego indomable.