Social Icons

rss feed email

domingo, 3 de abril de 2011

David Guijosa

David Guijosa Aeberhard, una de las voces literarias con más fuerza en Canarias, empieza a ser reconocido en premios y, sobre todo y lo más importante, en lectores y lecturas. Si en 2007 ya pudimos disfrutar de su libro Traduciendo a Mnemósine (Ediciones Idea), su trabajo más reciente, aplomo del indigente, que pronto verá la luz, nos arrastra a una poesía profunda, desgarrada y moderna. Para muestra vale un botón:

d)

ves que lo hacen así:
por la mañana, albas silenciosas
y dioses luminosos,
impuestos de ontología.
por la noche, selectos jardines
de sauces con luna
y doliente rayo de luz.
ah, la buena gente, los románticos,
los místicos y los exégetas
recorren con sus balbuceos
los mundanos escenarios
por donde baja y sube el sol.
se contemplan extasiados
en el paisaje...
pobres criaturas,
casi me inspiran cierta lástima.
ven pasar el tiempo, se ceban,
crecen, copulan y van muriendo
como cualquier otra insulsa polilla
que nació para intentar ser eterna
y desapareció sin piedad,
sin dejar tan siquiera un nombre
que recordar:
un juego de llaves,
una fotografía laxa,
una porción de amor.
supongo que por dormir arrinconado
en las esquinas de los soportales
que alquilan las monstruosas hipotecas,
el único astro al que yo venero
es la limosna que deja un jornal,
la promesa de su alimento
y el atardecer que anuncia
que es posible volver al descanso.
a parte de eso, obviando las inocuas
cavilaciones de ciertas cucarachas,
la madrugada mantiene el rumbo
hasta que arrecia el amanecer.


1 comentario:

No es un Pez dijo...

ciertamente, un gran poeta