Social Icons

rss feed email

domingo, 6 de septiembre de 2009

Negro

Lo reconozco: he hecho de negro. Hubo épocas en mi vida en que he escrito artículos para que los firmen otros. Afortunadamente, ya pasaron. Cierto es que no lo hacía por dinero (lo que, en momentos de penuria, no es criticable), sino por intentar sacar adelante un proyecto político.

Luego te das cuenta de que el "proyecto" solo está en tu cabeza. Que los esclavistas literarios no llegaban ni a mediocres, con "convicciones" de puro oportunismo y sólo preocupados por pavonearse. Y claro, a cuento de qué.

No es de extrañar que después de que se les marchase el negro, anden por las esquinas sin nadie que les haga caso, echando espuma por la boca. Criaturitas. A veces hasta me llega la tentación de sentir pena por estos tipos. Pero, afortunadamente, la cosa no llega a tanto. No señor: a la Molina no voy más.

No hay comentarios: