Social Icons

rss feed email

sábado, 5 de agosto de 2017

Manual de la Alegría (XII)


Es mi hijo quien me ha elegido
y por eso son sus ojos los que dan luz al Universo.
No atesoro esperanza alguna, y a pesar de todo
él puede todavía conquistar el mundo,
liberar la patria, incendiar el corazón de los hombres,
o bien encontrar el silencio de los sabios.
Cuando se marche, jamás volverá.
Mañana será otro y nos convertiremos en extraños.
Por mucho que reflexione, no sabré cual será su destino.

Apura tu alegría, joven compañero,
antes de que te incauten el alma.
Tu vida fluirá más rápida que tus propósitos.
No sabes de dónde vienes, no sabes a dónde vas.
En eso precisamente consiste estar vivo:
que no te apene la incertidumbre
ni te aten los deseos.

No hay comentarios: