Social Icons

rss feed email

sábado, 26 de noviembre de 2016

Balada nocturna en La Portadilla (Serenata para Bette Davis)


El humo liado y empaquetado,
esa cosa que llaman cigarrillo,
se desangra o desceniza esta noche
de calima y luna y calles.

El yodo del mar llega sobre las azoteas
que se vuelven atónitas
hacia las quillas rectangulares de los muelles.
Coronadas por antenas, respirando
lentamente
el humo del hachich bajo los párpados dormidos
de la city, las horas de la noche hacen fintas por los armarios sudados
y se desploman sobre el hedor de los orines.

Sube el agua a los depósitos.
Bette Davis aplasta la colilla
y bajo las farolas respira regularmente
una húmeda y oscura masa abandonada
sobre una negra balsa de basalto contraído.

Bette Davis nunca conoció La Portadilla,
pero estamos todos enamorados
de los ojos de Bette Davis.
Aquí nadie es Blanco Anglosajón Protestante,
ni siquiera pretendemos imitar a Henry Fonda
en "El mejor Hombre".

En nuestras noches la atmósfera
se llena de sueños, jadeos y cuentas,
de niños que piden agua y viejos que tienen tos.

Somos un ejército terrible
que espera acampado en los arrabales.

Y estamos todos enamorados de los ojos de Bette Davis.


No hay comentarios: