Social Icons

rss feed email

sábado, 16 de abril de 2016

Mañana


Al amanecer el océano vomita
llamaradas de luz sobre las calles,
escupiendo fotones feroces
contra los arrecifes de los rascacielos.
Más abajo, el rumor de toses
y motores de arranque
anuncia la diminuta marea humana.

Condicionados por miles de naufragios,
hombres y mujeres se apresuran
a tomar café, corren somnolientos
a venderse en el mercado
de trabajo, se cruzan sin mirarse
en un vértigo desolado.

Un día más
la desesperación se pone en marcha.

No hay comentarios: