Social Icons

rss feed email

sábado, 1 de agosto de 2015

Tristeza de los vampiros


Ya no subimos las escalas del pánico
hasta los cerebros.
Como espectros olvidados
nos confundimos con el polvo de otros dioses:
una multitud de ojos líquidos
deambula por las calles ahora,
chacales iluminados por farolas de sodio,
esperando al acecho para clavar
una estaca de indiferencia
en nuestros corazones.

Poco antes del amanecer,
derrotados y ateridos,
nos batimos en retirada,
mientras albañiles con fiambreras
salen al asalto de los andamios,
y los últimos marineros borrachos
regresan a su barco.



No hay comentarios: