Social Icons

rss feed email

sábado, 16 de mayo de 2015

Malecón

La ciudad
se extiende sobre el mar,
sobre cobalto y espuma,
anclada en muelles vítreos
que dormitan enormes y tristes.

La bahía,
una herida negra de labios abiertos,
recibe el ardor de los marineros,
o su silencio alcoholizado,
o vómitos de tormenta.

Vestidos de humedad,
los estibadores arranchan las mercaderías
en metálicas cajas del color del vino,
y las prostitutas,
traídas de los cinco continentes,
preparan las pinturas para su particular batalla.

Un pescador
enfrascado en un juego de muerte
con el habitante sumergido,
reviste su sombra de farolas y calima.

Este es el territorio:
la bahía, la humedad, las putas,
un pálpito en lo oscuro.




No hay comentarios: