Social Icons

rss feed email

sábado, 13 de diciembre de 2014

La monarquía de Saló

La República de Saló fue el Estado creado por Benito Mussolini en el norte de Italia, ocupado por la Wehrmacht alemana, tras su destitución y arresto el 25 de julio de 1943, y su posterior liberación por las tropas alemanas el 12 de septiembre del mismo año. 

Esta república fascista, montada a toda prisa cuando las fuerzas aliadas tomaban las regiones del sur del país, fue un simple títere del régimen nazi, y tenía formalmente su capital en la ciudad de Roma, aunque casi todos sus líderes residían en la pequeña localidad de Saló. Existió del 23 de septiembre de 1943 al 25 de abril de 1945, fecha de la insurrección partisana en Génova, Turín y Milán. El 27 de abril Mussolini fue detenido por los partisanos y ejecutado al día siguiente, camino que siguieron otros grandes capitostes fascistas.

Si el régimen fascista italiano había sido terrible desde 1921, con la República de Saló las fuerzas nazi-fascistas se entregaron a una auténtica ordalía de sangre, represión y muerte. Todo ello acompañado de orgías y depravación, conscientes de que el régimen tenía los días contados y la derrota de Alemania era inevitable. Un siniestro "a vivir que son dos días", digamos.

Es lo que tienen todos los finales de régimen. Así que no les extrañe la brutalidad de los recortes sociales en España, ni los mangoneos de jueces para tapar corrupciones, ni las leyes fascistas para implantar un estado policíaco, ni el descaro con que mienten ministros y medios de comunicación, ni las infantas "indefensas" que delinquen "por amor", ni los "pequeños nicolases". Con total descaro: sin vergüenza ni compasión.

La agonía puede durar un año o diez, puede ser más o menos dolorosa, pero esto se cae a pedazos.

C'est fini, o sea.

No hay comentarios: