Social Icons

rss feed email

sábado, 15 de marzo de 2014

Combatientes

A  quienes una vez luchábamos juntos, aunque fuera sólo durante un fragmento de la mañana, un abrazo. Qué más da las diferencias, grandes o pequeñas, los desacuerdos, las frustraciones. Apostábamos con todo lo que teníamos, y a veces hasta acertábamos.

A estas alturas, tras horas y horas de reuniones, de carreras, de palos, de detenciones, o cárcel, o torturas, y pegadas, y mítines, y reparto de panfletos, lo que importa es que peleamos juntos contra los enemigos del hombre. Y que estamos dispuestos a volver a combatir cuando todo esté (está) en peligro.

Porque no hemos sido adocenados, ni nos hemos complacido con las minucias, y porque procurábamos ver más allá de nuestras narices. Porque hemos estado en la rebelión y en la amargura, y seguimos disconformes con la cotización en oro de un ser humano. Porque existimos, aunque sea maldiciendo, renegando, respirando a medias. 

Porque lo que amamos es más grande que nuestras heridas. Y porque esa "inmensa humanidad" que espera nos necesita, ahora más que nunca.

Compañeras, compañeros: está llegando el tiempo. 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Buen galimatías para la perpetuación de la metafisica de la izquierda del capital.