Social Icons

rss feed email

domingo, 9 de mayo de 2010

Libertad

La libertad no es la capacidad de elegir, sino de poder elegir entre las opciones que se quiere elegir. Dicho de otra manera: si me permiten optar entre ejecutarme en la silla eléctrica o fusilado, eso ni es libertad ni es nada. Es como decir que el obrero se pone a trabajar “libremente” para el patrón: puede optar entre esa “libertad” o morirse de hambre. Y, en muchos casos, ni siquiera eso.

La libertad es dominio. Y se conquista –como demuestra la historia– cortando la cabeza a los tiranos. En el Estado español no lo hicimos, y seguimos sin hacerlo. El aparato judicial fascista sigue incólume. Y la jefatura del Estado. Y el poder de los bancos y la oligarquía que engordó con el fascismo. Y todos ellos venga a darnos lecciones de “democracia” –su democracia–.

Si los dominados no imponemos la libertad de todos, los dominadores imponen la suya. Su libertad para explotarnos, para reducirnos los salarios, y las pensiones, para embargarnos la casa, privatizar la sanidad y la educación, para reducirnos a la miseria.

Como explicaba Lenin, la democracia burguesa no sería lo que es si no poseyera poderos medios de engaño. Claro que dejarnos engañar nos sale muy caro.

No hay comentarios: