Social Icons

rss feed email

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Auri fames

Hambre de oro. Nos roban en salud, en educación de nuestros hijos, en servicios sociales, en puestos de trabajo, en vida y en calidad de vida... Los dineros públicos a favorecer a los banqueros y a los grandes capitostes, para los que van los impuestos que nos saquean del salario. "Accipe nunc Danaum insidias et crimine ab uno disce omnis", decía Virgilio en la Eneida: "Entérate de una vez de las emboscadas de los Griegos, y por el crimen de uno solo llega a conocer a todos". Y Laocoonte, sacerdote de Neptuno: "No me fío de los griegos, ni cuando hacen regalos".

Pero ahora los (s)aqueos ya no se molestan ni en hacernos regalos para engañarnos. Se sienten tan omnipotentes que nos roban con total descaro. Lo cantaba Carlos Puebla: "Aquí pensaban seguir / ganando el ciento por ciento / en casas de apartamentos / y echar el pueblo a sufrir / (...) Aquí pensaban seguir / jugando a la democracia..." Éstos también piensan seguir, confiando en que nos tienen acarajotados. Que el señor nos coja confesados. O alzados, o sea.

No hay comentarios: