Social Icons

rss feed email

domingo, 23 de agosto de 2009

Tormenta

Agosto es como la calma antes de la tormenta. Todos procuran evadirse. No pensar. Olvidar la que se avecina. Ya llegará el otoño y el rechinar de dientes. Una angustia sorda acompaña, no obstante, el calor agobiante y la verticalidad del sol en la playa. En septiembre volverá la escalada de los despidos. De los contratos que no se renuevan. De las prestaciones por desempleo que se acaban. De las largas colas a las puertas de las oficinas del INEM. De la vuelta de los niños al colegio sin dinero para comprarle los libros.

Agosto es como una sala de espera. Y esperamos. Llevamos seiscientos años esperando. Algo va a pasar. Algo pasará, y no sabemos si desearlo o temerlo. Acampados ante los muros de Troya, confiamos en que cese la cólera de Apolo, hijo de Zeus y de Leto. A que llegue la tormenta que nos limpie el alma.

No hay comentarios: