Social Icons

rss feed email

sábado, 24 de septiembre de 2011

Deseo

(En latín, desiderium significó, originariamente, ocaso de un astro, después añoranza, y en una época tardía, deseo)

Esta debe ser la profunda e invencible tendencia
que me empuja a apropiarme de tí
de muy diversas maneras,
pero sobre todo
a poseerte sexualmente.

Los animales tienen periodos de celo,
y hasta los elementos químicos
tienden a atraerse entre sí,
o a repelerse:
este debe ser, sin duda,
mi tributo
a una fuerza consubstancial al universo,
mi raíz mineral,
aunque hay quien dice
que el deseo
-incesante morir y renacer-
sólo es propio del individuo humano.

El deseo desgarrado,
el amor loco.


(De Si me preguntas de dónde vengo)

No hay comentarios: