Social Icons

rss feed email

lunes, 27 de octubre de 2008

Godless

Un senador de Nebraska, llamado Ernie Chambers, presentó a principios de año una demanda judicial contra Dios (así, con mayúsculas). El político estadounidense dijo estar harto de las nefastas catástrofes que se producen a diario en el mundo y que sólo provocan dolor, destrucción y muerte. Pese a que admitió a trámite su denuncia en un primer momento, el juez del caso, un tal Marlon Polk, ha desestimado el proceso dado que el tribunal no pudo tener acceso al interfecto para notificarle la demanda porque no tiene domicilio conocido.

De donde cabe deducir que Dios viene a ser un tipo sin vivienda (ni Dios puede con las hipotecas), un homeless, un sintecho que se mueve por los callejones entre cajas de cartón y basuras. O bien un fugado, alguien que prefiere que no den con Él y se ha pasado a la clandestinidad. Y con razón.

La decisión judicial también pone en evidencia que todas las religiones son puro timo. En ninguno de sus templos reside Dios. Ni entre beatas, monjes ni monasterios. Ni está ni se le espera. Bien al contrario, parece que en esos antros quién resida sea un usurpador de la personalidad, un Enemigo, el Antidiós.

Lo cierto es que si el poderoso capitalismo estadounidense ("In God we trust") es incapaz de localizar a Dios, imaginense donde lo vamos a encontrar nosotros que nos negamos a creer en lo absurdo.


George Harrison canta My Sweet Lord

No hay comentarios: