Social Icons

rss feed email

viernes, 11 de julio de 2008

Yo también soy gitano

Los fascistas creaban fichas po-liciales especiales para las personas que desentonaban con su ideal uniformizador. Te podían fichar por rojo, por gay, por ser gitano o judío, o simplemente por ser pobre. Los nazis alemanes, tan cuadriculados y sistemáticos, añadieron además una codificación por triángulos de colores: amarillo para los judíos (la estrella de David o doble triángulo), rojo para los comunistas y otros disidentes políticos, verde para los delincuentes comunes, azul para los inmigrantes, violeta para los testigos de Jehová, rosa para los homosexuales varones, negro para las que llamaban mujeres asociales, para las lesbianas, las putas, los vagos y maleantes, los sin techo, los jóvenes seguidores de la moda inglesa y estadounidense (jóvenes del swing), los alcohólicos y los drogadictos, y marrón para los gitanos.

63 años después, el nazi-fascismo vuelve a campar por sus anchas en Europa, esta vez revestido de “democracia”. Primero fueron las cárceles secretas de tortura de la CIA. Luego fueron los campos de concentración para inmigrantes pobres. Ahora Italia lleva adelante con total impunidad el llamado censo Maroni: se está fichando a los gitanos, incluso a los nacionales italianos, con foto, huellas digitales y anotación de su grupo étnico y su religión. Se fichan también a las niñas y a los niños gitanos. Sólo falta apuntar su orientación sexual y obligarles a ponerse el triángulo marrón.

Y la Europa bienpensante, mirando para otro lado. O aplaudiendo con las nalgas. Lo explicaba Martin Niemöller:

Primero se llevaron a los comunistas
pero a mí no me importó
porque yo no era.
En seguida se llevaron a unos obreros
pero a mí no me importó
porque yo tampoco era.
Después detuvieron a los sindicalistas
pero a mí no me importó
porque yo no soy sindicalista.
Luego apresaron a unos curas
pero como yo no soy religioso
tampoco me importó.
Ahora me llevan a mí,
pero ya es tarde.


Violeta Parra canta Qué dirá el Santo Padre




1 comentario:

Martín dijo...

Teodoro, enhorabuena por el Blog. Da gusto leerlo.

Ánimos y saludos desde Nación Canaria.