Social Icons

rss feed email

domingo, 1 de junio de 2008

Fascismo de Armani

El fascismo recorre de nuevo Euro-pa. Pero esta vez -cosas del marketing- ya no enarbola las fasces, ni el yugo y las flechas, ni la esvástica. La "superioridad" de la civilización europea y de sus ciudadanos se proclama frente a los "culturalmente inferiores". Otra vez un capitalismo en crisis que busca chivos expiatorios contra los que dirigir el malestar de sus sociedades. Como no, los inmigrantes pobres. El proletariado que viene de América Latina, de África y de Asia en olas de desesperación.

En Italia ya se han producido progroms contra gitanos y rumanos. Se castiga con penas de cárcel a los inmigrantes sin papeles. Y a los que les alquilen un piso, o un cuchitril. Francia propone a todo el continente ario que se exija a los trabajadores inmigrantes un contrato por el que abandonen costumbres no blancas y adopten las costumbres y los valores (capitalistas) de los países europeos. Una Francia que deporta a centenares. Como España. Como toda Europa.

El mensaje es claro: que vengan los que nosotros elijamos a trabajar sin derechos por el tiempo que nosotros decidamos, y después fuera. Que no nos estropeen el paraíso con su molesta presencia.

Mientras, en toda la "civilizada" Europa, los trabajadores sin ciudadanía son detenidos sin cargos -el eufemismo es "retenidos"-, sin habeas corpus y sin derecho a la defensa. Y hacinados en campos de concentración.

No, no visten camisas negras, ni azules, ni pardas, ni proclaman el "estado corporativo" ni el "nacional-socialismo". Han aprendido: visten de Armani y hablan de "democracia". Los europeos hoy -como ayer los alemanes- mirando para otro lado. O sumándose al Reich.


Manu Chao canta Clandestino

No hay comentarios: