Social Icons

rss feed email

lunes, 19 de mayo de 2008

Sílbalo otra vez, Milagros

La prensa burguesa no suele informar de estas cosas, pero hay que contarlas. La consejera autonómica de Educación -es un decir- se empeñó en llevarse a l@s alumn@s del CEIP Ruiz de Padrón de San Sebastián de La Gomera a un “Encuentro Anual de Silbo Gomero” a celebrarse el pasado 8 de mayo en Agulo. L@s profesor@s, en asamblea celebrada el día 7, acordaron por unanimidad no acompañar al alumnado a ese acto, ya que estaría presente la tal Milagros Luis, y "consideran que esta consejera, de forma gratuita y arbitraria, ha denigrado y puesto en entredicho su labor docente". Lógicamente, si no iban acompañad@s por sus profesor@s, l@s alumno@s tampoco acudirían.

Pero hete aquí que, desde la Dirección Territorial de Educación de Santa Cruz de Tenerife, se recibe un fax en el colegio el mismo día 8 a las 7:37 de la mañana con el siguiente texto: “Por la presente se le comunica que los alumnos que estaban previstos para acudir a Agulo a la actividad del silbo cuentan con la autorización de la Dirección Territorial para asistir a dicha actividad. Dos profesores enviados por la Conserjería de Educación irán a hacerse cargo de ellos”.

A las 8 y media de la mañana, una representante de la Oficina Insular de Educación, se persona en el Centro con un profesor enviado por la Consejería y la intención de llevarse a 41 alumn@s al mencionado evento (sin cumplir la ratio exigida por la propia Consejería). Los comisarios políticos enviados pretendían llevarse a l@s niñ@s sin las imprescindibles autorizaciones de las familias del alumnado. Finalmente, ante la firme y responsable postura de la dirección del Centro, tuvieron que largarse con el rabo entre las patas.

Como consecuencia de todo ello, el Equipo Directivo del CEIP Ruiz de Padrón presenta, con fecha 8 de mayo, su dimisión irrevocable ante la desautorización de la que habían sido objeto.

Pero no acaba ahí la cosa. Al día siguiente, la Consejería nombra como directora del colegio a la profesora que ejercía las funciones de vicedirectora, que había cesado también junto con sus compañeros. Saltándose toda la normativa legal, para qué andar con boberías.

En estas manos está la educación de nuestros hijos. Como para mear y no echar gota.


Alfredo Zitarrosa canta Doña Soledad


No hay comentarios: